12 de Abril de 2019. A partir del mes de abril, la firma italiana Arcese sumará cuatro nuevos Iveco Stralis NP 460 FP low truck alimentados a gas natural licuado (GNL) como fruto de un acuerdo firmado con Iveco, socio estratégico con el que la empresa comparte su visión de un futuro sostenible.

El objetivo común es testar los desempeños operativos de estas cabezas tractoras y valorar, por lo tanto, el empleo de este tipo de vehículos en el transporte pesado. En particular, Arcese llevará a cabo algunas pruebas dirigidas a verificar los desempeños en términos de consumo, costes de mantenimiento y gestión pero, sobre todo, para valorar la introducción de éstos en la flota Arcese para los servicios de la división Road Freight FTL (de carretera y multimodal). Los vehículos han sido elegidos por su capacidad de reducir los consumos de combustible y maximizar la capacidad de carga. Efectivamente, están dotados de un motor alimentado por 460 caballos con doble tanque GNL, que garantiza una autonomía de 1150 kilómetros.

La utilización de esta tipología de cabeza tractora, además, implica una notable mejora para el ambiente, tanto desde el punto de vista acústico (emisiones sonoras reducidas respecto a los motores diesel) como por la importante reducción de las emisiones a la atmósfera, con un 90% menos de NO2, un 99% menos de PM y, en caso de que se utilice biometano, un 95% menos de CO2 respecto a las versiones diesel equivalentes.