22 de Marzo de 2019. Con la firma de un acuerdo para la movilidad limpia, la ciudad colombiana de Barranquilla y su área metropolitana empezaron el cambio de su transporte con tecnología limpia y gas natural vehicular (GNV). El compromiso tiene como primer anunció la entrada de 40 autobuses al sistema de transporte público colectivo.

Los ganadores de este acuerdo son los ciudadanos, y así lo reconocieron los participantes en el primer foro de Gas Natural Vehicular que sirvió de marco para la firma del acta que apunta a reducir posibles riesgos por contaminación provocado por  la combustión y de emisiones generadas por el transporte.

En el foro, que contó con la organización de Promigas, Gases del Caribe y Eventos El HERALDO,  los expertos invitados coincidieron en que no hay que esperar a que Barranquilla tenga situaciones como las que vive Bogotá y Medellín por la contaminación generada por la combustión del parque automotor.

Alejandro Char, alcalde de Barranquilla, encabezó la firma del acta junto a nueve garantes entre empresarios y transportadores, y dijo que el acuerdo hace parte de la transformación de la ciudad y sus inversiones en infraestructura y zonas verdes que también contribuyen a mejorar la calidad del aire.

El mandatario destacó que la nueva flota de autobuses que hacen parte del transporte público colectivo y de la empresa Alianza Sodis, que es socia del operador Opecaribe del sistema integrado de transporte, ayudará a que en los  próximos años el parque automotor pase a las tecnologías limpias.

Tras la firma del acuerdo se anunció la entrada en operación en próximos meses de 40 buses padrones con tecnología Euro 6 que fortalecerá al transporte público colectivo (TPC), 20 de los cuales son de Alianza Sodis. Este paso corresponde al memorando de entendimiento firmado el 26 de diciembre de 2018 para consolidar la modernización del transporte y la integración con el sistema masivo.