11 de Julio de 2019. Sleipnir, el buque grúa semi-sumergible del contratista Heerema Marine y la primera embarcación de construcción propulsada por gas natural licuado (GNL) del mundo, comenzará su viaje inaugural desde Singapur.

Se espera que Sleipnir, que completó sus pruebas de mar y de carga de grúas el mes pasado, salga de Singapur esta semana y comience su viaje de 45 días hacia España.

El barco en sí está diseñado para trabajar en grandes proyectos en alta mar, como instalar y quitar jackets, partes superiores, bases de aguas profundas, amarres y otras estructuras en alta mar, como turbinas eólicas.

Se trata de la embarcación con grúa más grande jamás construida con un par de las grúas giratorias más fuertes del mundo y es la primera de su tipo con motores de doble combustible que funcionan con MGO y GNL.

Los últimos dos días de abastecimiento de GNL se llevaron a cabo a 12 millas de la costa de Indonesia, siendo Heerema la primera compañía en realizar el suministro en esta zona del mundo. Heerema seleccionó a la empresa holandesa Titan LNG para ayudar en esta operación.

Para este propósito, Titan LNG fletó un barco comercialmente gestionado por la firma de envíos holandesa Anthony Veder.

Sleipnir zarpará ahora hacia España, rodeando el Cabo de Buena Esperanza de Sudáfrica. En el Mediterráneo, Titan LNG suministrará GNL nuevamente a Sleipnir utilizando el Coral Fraseri que pasará por el Canal de Suez.

El buque está equipado con dos grúas giratorias de 10.000 toneladas que pueden elevar cargas de hasta 20.000 toneladas en tándem. Durante las recientes pruebas en el mar, las grúas lograron levantar cargas de 11.000 toneladas por grúa, el 110% de su capacidad.