Galileo Technologies fue contratada por Eneva para construir una planta que producirá 600.000 metros cúbicos diarios (m3/d) de gas natural licuado (GNL) para abastecer a una nueva central térmica.

Hasta ahora las Estaciones Cryobox® habían conseguido satisfacer adecuadamente las expectativas de la micro y de la pequeña escala en la Producción Distribuida de GNL. Con el proyecto adjudicado por Eneva para la producción de GNL en el yacimiento de Campo de Azulão, en la Cuenca Amazónica, será la primera vez que una planta de licuefacción configurada en base a Estaciones Cryobox® alcance valores de la mid-scale LNG (producción de GNL de escala media, según la definición en inglés).

Así, se cumple la promesa que Galileo Technologies le hiciera al mercado en 2013 cuando presentó su primera versión de la Estación Cryobox: alcanzar con módulos de licuefacción todos los niveles de escala.

El GNL producido por las Estaciones Cryobox® en Campo de Azulão será almacenado en isotanques criogénicos para facilitar su transporte por carretera hacia la central termoeléctrica Jaguaritica II, que Eneva instalará en el Estado de Roraima. Gracias a ese gas, la nueva central generará 117 megawatts (MW), vendidos por ENEVA en el concurso realizado el 31 de mayo de 2019 por la Cámara de Comercialización de Energía Eléctrica (CEEE) de Brasil.

La solución provista por Galileo Technologies se inscribe dentro del modelo que la compañía denomina Gas 3.0 ó Gas de Tercera Generación, por el cual el gas natural licuado en los pozos se convierte en combustible listo para ser consumido allí donde sus clientes lo requieran, sin necesidad de transporte por tuberías.

En virtud de ello, además de las estaciones Cryobox, Galileo Technologies también proveerá los isotanques de almacenamiento de GNL y la planta de regasificación que inyectará el gas en las turbinas de ciclo combinado de la central.

“Estoy muy feliz y orgulloso por el resultado alcanzado en la licitación. Después de un intenso año de trabajo, conseguimos desarrollar este proyecto de alta complejidad, tan importante para el Estado de Amazonas, para el Estado de Roraima y para el país. Para Amazonas, por colocar en producción un activo declarado de interés comercial en 2004, inaugurando la fase productiva de la Cuenca Amazónica. Para Roraima, por incrementar la seguridad energética del estado en forma más limpia, y para el país, por aumentar la oferta de energía en una región dependiente del diésel y de la energía proveniente de Venezuela. No podría estar más satisfecho”, señaló el CEO de Eneva, Pedro Zinner, en su comunicado de prensa sobre el resultado de la licitación convocada por la CEEE.

Gracias a la producción de GNL en Campo de Azulão y a la incorporación de la central Jaguaritica II, Eneva alcanzará una capacidad contratada de 2,7 gigawatts (GW). Es el segundo proyecto del modelo Reservoir-to-Wire (R2W) que se desarrolla en América del Sur y en el mundo. El primero fue desarrollado integralmente por Galileo Technologies en 2017 y conecta la producción de GNL en pozos dispersos que incluyen a la formación Vaca Muerta con la central termoeléctrica instalada en Anchoris.

Por otra parte, “la producción de GNL en Campo de Azulão le permitirá a Eneva movilizar con menos costo y por carretera recursos gasíferos que estaban confinados”, señaló Osvaldo del Campo, CEO de Galileo Technologies para destacar los beneficios de la solución de licuefacción y regasificación contratada.