2 de Mayo de 2019. Los constantes aumentos en el precio de los combustibles líquidos en Argentina vino acompañado por otro fenómeno en 2019: en el primer cuatrimestre del año creció un 16% la cantidad de vehículos convertidos a gas natural comprimido (GNC). En total fueron 47.026 operaciones.

El período enero-abril de 2018, que a la vez subió 34,7% frente a los primeros cuatro meses de 2017 (29.373), había cerrado con 39.580 conversiones; es decir, 7.446 por debajo del primer cuatrimestre de 2019, según datos del Ente Nacional Regulador de Gas (Enargas).

Desde el sector sostienen que el aumento sostenido en las conversiones se produce por el incremento en el costo de mantenimiento de automóviles abastecidos a nafta.

La nafta súper de la Ciudad de Buenos Aires (es una de las más baratas del país) cuesta 42,01 pesos argentinos por litro, mientras que las estaciones de gas porteñas vendieron el GNC en abril a $16,5 por metro cúbico, en base a cifras del Enargas.

El ranking de provincias con mayor cantidad de conversiones en lo que va de 2019 lo lidera Buenos Aires, con 24.656 operaciones. La siguen Córdoba (7.536), Santa Fe (3.297), Mendoza (2.256), Ciudad de Buenos Aires (1.836) y Tucumán (1.830).