24 de Junio de 2019. Volkswagen Group y sus socios industriales de los sectores de suministro de gas, redes y estaciones de servicio mostrarán sus productos y servicios en los 3 días de movilidad de GNC en Berlín (25–26 de junio de 2019), presentando una descripción general de la situación actual y futura del combustible gaseoso. Las marcas del Grupo Volkswagen también exhibirán sus últimos modelos de GNC en los segmentos de automóviles, camiones y autobuses de pasajeros.

Paralelamente al avance de la electrificación de su flota, Volkswagen y sus marcas continúan confiando en el GNC (Gas Natural Comprimido) como una tecnología de accionamiento alternativa para la descarbonización del transporte por carretera, y la gama de productos se ha revisado y ampliado nuevamente con esto en mente. El Grupo actualmente ofrece la selección más amplia de vehículos de GNC que cualquier fabricante, por un margen sustancial. En la reunión general anual a mediados de mayo de 2019, Herbert Diess, Presidente de la Junta de Administración de Volkswagen AG, anunció que el GNC continuará desempeñando un papel importante para el Grupo en el futuro: “Somos el líder mundial del mercado y estamos mejor posicionados que nuestros competidores. Planeamos continuar expandiendo y mejorando esta tecnología”.

El uso del GNC como fuente de energía para automóviles contribuye significativamente a la reducción de emisiones, además de representar una alternativa rentable para el cliente frente al diesel. “Volkswagen está comprometido con el Acuerdo Climático de París. El GNC tiene un papel importante que desempeñar en la estrategia de sistemas de accionamiento alternativo que se ejecuta junto con la ofensiva de electrificación del Grupo. Está suficientemente probado, disponible de inmediato, es eficiente y rentable. Además, los automóviles de GNC no se ven afectados por las prohibiciones de conducir en los centros urbanos”, explica Stephen Neumann, representante del Grupo Volkswagen para la Movilidad de GNC. Agrega: “El reabastecimiento de combustible con biometano o e-gas da como resultado un balance de CO2 aún mejor. El biometano se obtiene a partir de residuos orgánicos, mientras que el e-gas se produce a partir del exceso de electricidad verde. Ambos pueden introducirse fácilmente en la red de gas y mezclarse con cualquier cantidad de gas natural fósil”. Las marcas del Grupo Volkswagen y sus socios de la industria han estado trabajando en este campo durante algún tiempo; Audi ha operado la primera planta industrial de energía a gas en Werlte (Emsland) desde 2013, por ejemplo, con el e-gas producido a partir de la energía eólica que alimenta a la red de gas natural, por lo que Audi es un participante y un catalizador de la revolución energética. La energía verde se pone a disposición de los clientes de vehículos, mientras que, al mismo tiempo, el almacenamiento de la energía ecológica fluctuante y su investigación en la práctica permiten la rápida expansión de la energía eólica y solar, que también es importante para el éxito de la movilidad eléctrica.