18 de Abril de 2019. Con buenas perspectivas avanza el proyecto que promueve la introducción del gas natural licuado (GNL) en el transporte vehicular de Chile, que replica la experiencia europea de LNG Blue Corridor, una iniciativa surgida en el Viejo Continente, que apunta a impulsar que más vehículos de carga y transporte funcionen con este tipo de combustible.

Se trata de una iniciativa de la estatal ENAP y la firma distribuidora MACO, y que incluyó una fase de pruebas, la obtención de autorizaciones y, más recientemente, las aprobaciones y certificaciones correspondientes por parte del órgano técnico del Ministerio de Transportes para el uso de este combustible en el transporte terrestre.

Para las pruebas, se eligió un camión de la marca china FAW, representada por MACO, que utiliza exclusivamente GNL para su funcionamiento.

La iniciativa es parte del proyecto “GNL como combustible vehicular”, que la Dirección de Desarrollo de Gas Natural de la Gerencia de Gas y Energía (G&E) de ENAP ha estado desarrollando con el objetivo de instalar al GNL como un combustible alternativo para el mercado automotor principalmente en el transporte de carga por carretera y en el transporte público.

“Estamos convencidos que el GNL es el combustible de transición entre los hidrocarburos tradicionales y la electromovilidad para los vehículos pesados, ya que el gas natural ofrece como principales ventajas -además de su disponibilidad global- la reducción de costos y la disminución sustancial de emisiones de gases de efecto invernadero, además de existir toda la infraestructura necesaria para una implementación a costos competitivos y con una tecnología plenamente probada en otros mercados” destaca Yasna Ross, Gerente de Gas y Energía de ENAP.