La empresa líder de servicios postales y logísticos de Finlandia, Posti, ha puesto en servicio dos combinaciones completas de remolques propulsados por gas natural licuado (GNL). Posti utilizará los vehículos de GNL para operaciones de transporte exigentes. El objetivo de la compañía es reducir las emisiones de dióxido de carbono en proporción a las ventas netas en un 30% para 2020.

Posti utilizará las combinaciones de vehículos impulsados con GNL para operaciones de transporte exigentes en rutas que incluyen Vantaa–Oulu, Vantaa–Lappeenranta y Vantaa–Turku. Los camiones cubrirán una distancia diaria de alrededor de 900 kilómetros, que es lo suficientemente larga para medir el consumo de combustible y el ahorro en comparación con el diesel. Más económico que éste último, el GNL ayuda a reducir los costos de combustible. La flota de Posti incluye vehículos pesados que utilizan varios carburantes alternativos.

“Nuestro objetivo es reducir las emisiones de dióxido de carbono en proporción a las ventas netas en un 30% para 2020. Para alcanzar este objetivo, necesitamos varias medidas diferentes, y una de ellas es el uso de combustibles alternativos como el GNL. Queremos contribuir a la acción contra el cambio climático y al mismo tiempo actuar como un ejemplo responsable. En los últimos diez años, hemos reducido nuestras emisiones absolutas de dióxido de carbono en más de 34.000 toneladas”, dice Noomi Jägerhorn, directora de sostenibilidad de Posti Group.