La estación, inaugurada por LIQVIS, es una de las primeras bocas de expendio permanentes de GNL en Alemania y se construyó en un cruce estratégico en Grünheide, a las afueras de Berlín, un área que tiene un volumen especialmente alto de vehículos de reparto.

La estación de Grünheide permitirá que dos vehículos se abastezcan con gas natural licuado simultáneamente las 24 horas del día, los siete días de la semana. Dependiendo del tamaño del tanque, un solo reabastecimiento toma solo entre cuatro y ocho minutos y puede ser suficiente para una ruta de hasta 1.600 km. El nuevo establecimiento está abierto al público y brinda fácil acceso a las empresas de transporte en un cruce de tráfico estratégico.

Se trata de la primera estación de servicio que LIQVIS ha establecido a través del programa “Connecting Europe Facility (CEF) for Transport”. La filial de Uniper recibió una financiación de Bruselas de hasta 9,6 millones de euros. Se planean bocas de expendio adicionales para ubicaciones centrales como Hamburgo, Hannover, Kassel, Munich, Kamen, Ulm y Colonia. Mientras tanto, en Francia y Bélgica, están previstas tres nuevas estaciones para Metz, Calais y Vitrolles, así como en Lieja, Amberes y Bruselas, que contribuirán al suministro de GNL.

“Al desarrollar una red impulsada por la demanda de estaciones de servicio de GNL en Alemania y en algunos países vecinos, buscamos promover una mayor expansión de este combustible en el transporte comercial”, agregó Silvano Calcagno, director gerente de LIQVIS.