El Parlamento Europeo votó su posición final sobre la regulación que establece los estándares de emisión de CO2 para los vehículos pesados nuevos. La votación plenaria decidió y pide ahora a la Comisión Europea que desarrolle una metodología para fines de 2020 para incluir el efecto de reducción de emisiones de CO2 de bioGNC y bioGNL en el cálculo de las emisiones promedio de la flota.

NGVA Europe agradece el resultado de la votación que finalmente complementará el enfoque de emisiones del tubo de escape al introducir la contribución del gas renovable. Esto permitirá que el sistema de transporte incluya una solución muy rentable, apoyando las inversiones en infraestructura e impulsando nuevos desarrollos de fabricantes de camiones a tecnologías de gas natural altamente eficientes. El gas natural y renovable es una solución de combustible ya disponible que está lista para jugar un papel fundamental en el apoyo al proceso de descarbonización, y la flota de vehículos de gas natural de hoy está creciendo rápidamente. Si bien contribuye al inicio rápido e inmediato del proceso de descarbonización, el gas natural también desempeña un papel importante con respecto a la calidad del aire en las zonas urbanas.

“El gas natural y renovable como solución de combustible ya es una práctica estándar, mientras que su disponibilidad y flota de vehículos están creciendo rápidamente. El reconocimiento del gas renovable es un paso importante para el sector de trabajo pesado europeo hacia un futuro sin emisiones de carbono”, según Andrea Gerini, secretario general de NGVA Europe.

Teniendo en cuenta los objetivos medioambientales y la especificidad del sector de servicio pesado, es esencial que esta nueva regulación apoye y aproveche todas las soluciones eficaces y sostenibles que conduzcan al objetivo final de la descarbonización de una manera rentable. Por lo tanto, NGVA Europe espera que el Consejo siga el enfoque decidido por el Parlamento Europeo para finalizar su posición a finales de este año.

Gracias a la experiencia de sus 133 miembros en toda la cadena de fabricación de gas y vehículos, NGVA Europe está lista para continuar cooperando y apoyando a las instituciones europeas para traducir esta decisión en una herramienta legislativa operativa, práctica y a largo plazo para dar forma a una economía limpia y un sistema de transporte sostenible en Europa.