El primer autobús de Brasil abastecido a gas generado a partir del alcantarillado fue presentado en Franca, en el interior de São Paulo, el lunes 12 de noviembre de 2018. El vehículo es un Scania K280 6×2 de 15 metros, que está participando en una demostración hecha en sociedad con Sabesp, la Embajada de Suecia y Business Sweden.

El autobús pertenece al segmento urbano y tiene capacidad para 130 pasajeros. El vehículo con motor a gas puede ser abastecido con biometano (proveniente del alcantarillado u otros materiales) y gas natural comprimido (GNC). También, existe la posibilidad de ser abastecido con una mezcla de ambos.

La acción integra las Semanas de Innovación Suecia-Brasil, una iniciativa de la Embajada de Suecia con Business Sweden.

Según Elsa Stefenson, gerente de proyectos de Business Sweden, el gas biometano se utiliza desde 1989 en el transporte público de Suecia. El gran desafío en Brasil es la creación de políticas públicas para ese tipo de abastecimiento de combustible.

Brasil tiene potencial para producir 51.400 millones de metros cúbicos por año de biometano. “Es un potencial inexplorado. Se trata de un país de más de 200 millones de habitantes produciendo toneladas de lodo diariamente. Este material es muy bueno para la producción de biometano y la experiencia sueca con el transporte público utiliza mayoritariamente ese tipo de gas”, afirmó Stefenson.

La gerente de proyectos afirmó además que existe la intención de aplicar el uso de biometano en el transporte público brasileño. Sin embargo, advirtió una falta de políticas públicas, conocimiento y reconocimiento de este potencial.