La Asociación Francesa del Gas (AFG) publicó un informe sobre seguridad y buenas prácticas en el transporte por carretera de gas natural licuado (GNL). Este documento representa un fuerte compromiso de los proveedores de GNL, miembros de la AFG, con el más alto nivel de seguridad en sus actividades de transporte del combustible gaseoso para fines de movilidad e industriales. Las empresas de transporte (EBTRANS, GEODIS, Groupe Charles André), no miembros de la entidad, contribuyeron al trabajo y reunieron los compromisos en tres puntos principales:
– El requisito de la aplicación estricta de las regulaciones vigentes por parte de los transportistas que trabajan con miembros de la Asociación.
– La integración en los contratos de transporte de los mismos expedidores de GNL de una serie de requisitos, en particular en términos de capacitación de conductores y equipos de vehículos.
– Y la implementación de acciones para monitorear el cumplimiento de estos requerimientos.

El transporte de GNL es una actividad en crecimiento en Francia que satisface las necesidades de combustible para el traslado de carga por carretera (más de 25 puntos de repostaje en el país hoy en día), el suministro de sitios industriales lejos de la red, y la búsqueda de soluciones energéticas eficientes y con menos emisiones de carbono.