Gasum está invirtiendo en la construcción de alrededor de 50 estaciones de servicio de gas natural licuado (GNL) y de biogás para vehículos pesados en Finlandia, Suecia y Noruega a principios de los años 2020.

La inversión multiplicará el tamaño de la red de bocas de expendio de gas para vehículos pesados de los países nórdicos, permitiendo recortes considerables de emisiones.

Las nuevas estaciones estarán ubicadas en los principales nodos de transporte en lo que respecta al transporte de mercancías por carretera, y permitirán aumentos significativos en el uso del gas natural licuado y el biogás en el transporte de cargas pesadas.

El cambio de vehículos pesados a gas natural licuado o biogás licuado (LBG) dará como resultado importantes reducciones en las emisiones de dióxido de carbono, dióxido de nitrógeno, partículas y ruido del transporte, según Gasum.

“Estamos en camino hacia una sociedad neutral en carbono y ahora es el momento de acelerar el ritmo. El gas juega un papel indiscutiblemente importante en esta transición”, dice la CEO de Gasum, Johanna Lamminen.