Shell abrió su primera estación de reabastecimiento de gas natural licuado (GNL) en Alemania. Se encuentra en el sur de Hamburgo, en Georgswerder Bogen, un importante punto de recarga para el transporte de mercancías cerca del puerto.

La instalación tiene una capacidad de casi 30 toneladas, lo que le permite alimentar casi 200 camiones por día con el combustible refrigerado.

“Estamos impulsando la diversificación de nuestra cartera de combustibles mediante el desarrollo de una red de estaciones de GNL en Alemania para ofrecer a los clientes soluciones energéticas de combustión más limpia que pueden ayudar a reducir las emisiones”, dijo Thomas Zengerly, director de Shell en Alemania.

Se trata de la novena estación de servicio Shell LNG en el noroeste de Europa. La compañía ya tiene siete bocas de expendio de GNL en los Países Bajos y una en Bélgica.

Shell dijo que planea lanzar hasta cuatro estaciones adicionales de GNL en Alemania durante los próximos 18 meses.

“El GNL juega un papel importante en la estrategia de combustible del Ministerio Federal de Transporte e Infraestructura Digital”, dijo Guido Beermann, secretario de Estado del Ministerio de Transportes en la inauguración de la estación, y agregó que “estamos contentos de que Shell participe en la construcción de la infraestructura”.