Con más de 20 mil vehículos que utilizan gas natural comprimido (GNC) en Alagoas, Brasil, las personas están cada vez más interesadas en tener una alternativa económica a los exorbitantes precios de los combustibles líquidos. De acuerdo con investigaciones de la Agencia Nacional del Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP), durante el primer semestre de 2018, el precio medio por litro de la gasolina fue de R$ 4,499, alcanzando un aumento de casi el 10% en dicho período.

Los últimos levantamientos semanales de la ANP también apuntan a la diferencia de precios del GNC en relación a los combustibles líquidos en las estaciones de Maceió. Sólo en la capital alagoana, el gas natural vehicular presenta una economía de casi el 55% respecto a la gasolina, que ya cuesta R$ 4,99 en la ciudad, y también con relación al etanol.

“Los conductores que circulan mucho perciben en el GNC una oportunidad de reducción de costos en comparación con la gasolina y el etanol, y ahora se nota aún más la viabilidad en la adopción de ese combustible, con los nuevos incentivos disponibles en el mercado, como por ejemplo el descuento en el IPVA del 50% en promedio para vehículos que usan GNC, explica el gerente comercial de la distribuidora de gas natural de Alagoas (Algás), Fabio Sousa.