El gobierno de la capital colombiana adjudicó una licitación por US$ 2.035 millones para renovar la flota de 1.162 autobuses del sistema público TransMilenio con tecnologías amigables con el medio ambiente.

La inversión permitirá incorporar y operar en principio 1.133 autobuses nuevos que funcionarán con Euro V diesel y gas vehicular, según la gerente de TransMilenio, María Consuelo Araújo.

“Los bogotanos vamos a tener un sistema de transporte público masivo moderno y con tecnologías que evitarán que la contaminación de la ciudad sea mayor, para beneficio de la salud de todos los ciudadanos”, explicó Araújo al concluir la adjudicación de la licitación a tres consorcios.
Los autobuses nuevos comenzarán a operar en el segundo semestre de 2019 y remplazarán una flota con tecnología diesel que saldrá de operación paulatinamente después de 18 años de servicio.

Antes de finalizar el año, el gobierno de Bogotá deberá adjudicar un contrato para la compra y operación de otros 250 autobuses, con un valor estimado 187,8 millones de dólares, que podrían ser eléctricos.

TransMilenio mueve a diario unos 2,5 millones de pasajeros en Bogotá a través de una red de 113 kilómetros de circulación exclusiva para sus autobuses. La capital colombiana de unos ocho millones de habitantes no tiene metro.