El Parlamento Federal alemán ha aprobado la resolución para eximir a los vehículos de tracción alternativos a gas natural de más de 7,5 toneladas del componente de contaminación del aire de los peajes de autopistas a partir del 1 de enero de 2019 por un período inicial de 2 años.

Esto significa que las flotas de gas natural disfrutarán de los mismos beneficios que los vehículos eléctricos y sólo tendrán que pagar peajes por los costos de infraestructura y los componentes de ruido de las tarifas de peaje.

Esta exención, junto con las ayudas a la compra de vehículos de gas natural anunciadas en julio (€ 12.000 para GNL y € 8.000 para vehículos de GNC), aumenta aún más los beneficios financieros de estos camiones sostenibles para los operadores logísticos alemanes, con ahorros que van de 9,3 a 18.7 céntimos por kilómetro, dependiendo de la categoría de peso.