16 de Julio de 2019. Se han proporcionado unos 500 tanques de gas natural comprimido (GNC) a los autobuses que circulan en la flota de transporte de la capital iraní en reemplazo de los antiguos, según anunció la jefa de transporte público y asuntos de tráfico urbano de la Organización de Municipios y Administraciones de Aldeas, Marzieh Hesari.

“Hay 3.000 autobuses que funcionan con GNC en la flota de transporte público del país, algunos de los cuales están viejos y dañados”, dijo.

La funcionaria señaló que el precio del GNC ha aumentado un 10% desde principios del mes pasado para ser destinado a la rehabilitación de los vehículos existentes y al reemplazo de los antiguos tanques de gas.

Continuó explicando que el Ministerio del Interior propuso un plan al respecto, que fue aprobado por el gabinete de ministros en marzo de 2019. El plan se puso a prueba por primera vez en Teherán debido a que cuenta con la mayor flota de autobuses del país, agregando que también hay más camiones recolectores de basura en la capital y una necesidad de una mayor supervisión y control de los resultados.

También expresó la esperanza de que la iniciativa se implemente pronto en todas las provincias iraníes, en caso de que se proporcione el presupuesto. La puesta en marcha de dichas medidas tendrá un papel importante en la reducción de la contaminación del aire en las áreas metropolitanas y pronto conducirá a un aumento en la proporción de combustibles limpios en Irán, concluyó.