28 de Mayo de 2019. El Grupo HAM ha diseñado, instalado y puesto en marcha su tercera estación de repostaje HAMikro, que permite repostar biometano obtenido a partir del tratamiento de aguas residuales. La instalación, propiedad de Aqualia, se ubica en las instalaciones del servicio municipal de aguas que la empresa tiene en Lleida, España, y está formada por un sistema de compresión de combustible, mediante un compresor de bajo caudal, una estructura que permite almacenar el biometano en botellas de alta presión y un surtidor que se encarga de abastecer esta fuente de energía a los vehículos.

La estación de servicio HAMikro se enmarca dentro del innovador proyecto SMART Green Gas, cofinanciado por la Unión Europea, con el objetivo de generar biocombustible renovable, de origen español, para vehículos de gas natural comprimido (GNC). Las aguas residuales llegan a la depuradora procedente de los desagües, lavavajillas, lavadoras, etc., de los hogares de los leridanos, y son tratadas para acabar convirtiendo un subproducto en un recurso valioso, donde se elimina de forma selectiva el CO2 “Well to Wheel” (desde su producción hasta su consumo) y el H25, alcanzando una calidad que permite ser utilizado como combustible para la automoción, con efectos tan beneficiosos como la reducción de la huella de carbono.

Este proyecto implica un importante impulso en la investigación y creación de combustibles alternativos en el sector de la automoción, gracias a la producción de gas renovable y 100% autóctono, que a su vez permite avanzar en el desarrollo de una economía circular y en la construcción de ciudades resilientes.