26 de Abril de 2019. La  instalación de un motor auxiliar a gas natural en el barco de pasajeros Abel Matutes de Baleària en 2017 se ha convertido en la primera experiencia de éxito en España al conseguir la reducción de 1.300 toneladas de CO2 de emisiones. Según los datos recopilados por Baleària y Naturgy entre junio de 2017 y octubre de 2018, el uso de este motor auxiliar supuso, además, una reducción muy significativa de emisiones contaminantes perjudiciales para la salud, en concreto, de cerca de 20 toneladas de NOx, de dos toneladas de SOx y de media tonelada de partículas.

El presidente de Baleària, Adolfo Utor, señaló “la apuesta de Baleària por una flota ecoeficiente se concreta en smart ships propulsados a gas. Además de este proyecto piloto, que valoramos muy positivamente, la naviera tiene ya dos buques navegando a GNL, dos nuevas construcciones y la remotorización de cinco buques más. En este sentido, el ferry Abel Matutes será el próximo en navegar totalmente con esta energía limpia. Utor también destacó la convicción de Baleària por usar el GNL y contribuir a la lucha contra el cambio climático.

“Los resultados obtenidos en este estudio y relacionados con la seguridad, la eficiencia, la reducción de las emisiones y del ruido, así como del consumo de combustible, entre otros, han sido mejores de lo previsto. Nuestra colaboración con Baleària es una muestra más de la importancia de definir y diseñar soluciones tecnológicas factibles e innovadoras de generación de energía auxiliar limpia”, explicó Vicente Gramuntell, director de Operaciones Iberia de Naturgy, durante la presentación de las principales conclusiones de la iniciativa.

Por su parte, la presidenta del Port de Barcelona, Mercé Conesa, remarcó que la instalación catalana se ha convertido en el primer puerto del Mediterráneo en suministrar GNL a un ferry de manera regular y continuada. “La calidad del aire es una prioridad para el Port de Barcelona y el impulso del gas natural licuado como combustible alternativo para buques y camiones es, precisamente, un eje estratégico de nuestro Plan de Mejora de la Calidad del Aire. CleanPort demuestra no solo que el GNL como combustible para buques es viable desde el punto de vista económico, sino que se traduce en una reducción muy importante de emisiones contaminantes”.