OPINION
Volver
India y el cambio al gas natural

   En la presentación del presupuesto de la Unión , el ministro de Finanzas Arun Jaitley anunció que su gobierno va a diversificar el uso de energía en la India , reduciendo la fuerte dependencia del petróleo crudo e impulsando el gas natural. Se comenzará con la duplicación de los gasoductos a 30.000 kilómetros. Esta diversificación es deseable y factible.

   Un cambio a gas natural ayudará a la India a reducir su factura de importación de energía, así como a reducir nuestra dependencia de las importaciones procedentes de un Asia occidental en crisis.

   Asimismo, ayudará en gran medida al consumidor ordinario. Por ahora, los productos derivados del petróleo como el diesel, gasolina, gas licuado de petróleo (GLP) y queroseno se usan como combustibles para el transporte y la cocina. Estos cuatro productos representan casi el 65% del consumo de petróleo de la India a un costo de más de US$ 1 mil millones, y pueden ser fácilmente reemplazados por gas natural comprimido (GNC).

   El GNC es ampliamente utilizado como combustible para vehículos en Irán, Pakistán, Argentina, Brasil y China. En Pakistán, casi el 80% de los automóviles de cuatro ruedas y vehículos más grandes se alimentan con GNC; mientras que en Irán son más del 25%. Es evidente que el uso a gran escala del gas natural como combustible para vehículos es técnicamente factible.

   Hay dos factores que han permitido este éxito: gas abundante y un precio más bajo en comparación con la gasolina. Irán es rico en petróleo crudo y gas natural. Cuenta con instalaciones de refinación de petróleo inadecuadas y tiene que importar combustibles refinados como el diesel y la gasolina que se encuentran restringidos por las sanciones occidentales. Pero tiene las segundas reservas mundiales de gas natural, lo que no puede exportar debido a las sanciones. Para Irán, por tanto, un cambio hacia el gas natural era necesario.

   Pakistán tiene poco crudo, pero tiene reservas relativamente grandes de gas natural. El país comenzó el cambio a GNC en 1996. En Irán y Pakistán, el GNC tiene un precio por debajo de la gasolina para alentar a los consumidores a cambiar. Para el gas producido localmente, esto no es un problema porque el costo de producción es mínimo, una vez que se perforan pozos y se construye la infraestructura.

   Para el consumidor, los vehículos impulsados ​​por gas natural son más eficientes en combustible que la gasolina (~10%), y dan un kilometraje ligeramente menor que el diesel (~6%). Dado que los productos derivados del petróleo como el diesel y la gasolina deben estar procesados ​​antes de ser utilizados, su valor para los consumidores es mayor. A nivel internacional, el precio del diesel y de la gasolina es de poco más de US$ 120/barril; y el gas natural proporciona la misma energía a US$ 90.

   Para la India, por lo tanto, una reasignación exitosa dependerá de tres factores: el precio del gas en comparación con el petróleo, la disponibilidad del combustible gaseoso, y una infraestructura de entrega. Los dos primeros factores ya están en marcha, pero la India carece de la infraestructura de carga adecuada.

   India tiene que importar gas natural, pero resulta difícil. El gas tiene que ser enfriado y licuado a temperaturas criogénicas hasta convertirlo en gas natural licuado (GNL), que se traslada luego a bordo de buques y terminales especiales, todo lo cual requiere de inversiones de miles de millones en dólares.

   En la actualidad, nuestro país importa gas natural principalmente de Qatar -hasta 10 millones de toneladas al año. Un adicional de 7 millones de toneladas se asegura de los EE.UU. y Canadá. Como esta última oferta es demasiado cara para ser utilizada en la generación de energía o como materia prima de fertilizantes, puede ser un sustituto viable a los combustibles derivados del petróleo. India también está estudiando suministros de GNL de Rusia y de nuevas fuentes como Mozambique.

   Muchos consumidores habituales en la India urbana ya han hecho el cambio a gas natural. Actualmente, se utiliza como combustible de cocina en más de 1 millón de hogares en Mumbai y Delhi. En 2013, más de 1,29 millones de vehículos -sobre todo en Mumbai y Delhi- se ejecutaron con GNC, de acuerdo con el Ministerio de Petróleo y Gas Natural.

   La demanda de GNC de Mumbai y Delhi absorbe más del 70% de las importaciones de la India, y los requisitos están aumentando. Aquí es donde el volumen adicional de los EE.UU. y Canadá pueden satisfacer las necesidades futuras previsibles. Con el tiempo, todo el sistema de transporte de la India puede cambiar al gas.

   Por ahora, sin embargo, el uso de gas natural está restringido debido a que la infraestructura minorista está disponible sólo en algunos estados. Centros de demanda importantes como Bangalore, Chennai y Nagpur tienen una red limitada. Incluso donde existe la infraestructura, resulta insuficiente.

   Esto es evidente en las estadísticas: el número de vehículos por estación de servicio de gas en la India supera los 2.000. Compare eso con 837 para Pakistán. Las ciudades deben estar conectadas por tuberías a los puntos de suministro, tales como campos de gas y terminales de GNL.

   A pesar de estas deficiencias, todo está listo para que la India se desplace hacia el gas natural. La duplicación de la red de gas, que el ministro de Finanzas ha propuesto, es un paso positivo. Sigue siendo imperioso para él actuar con celeridad en el cumplimiento de su promesa.

                                                                           

Por Amit Bhandari, Gateway House.

Gateway House

30 de Julio de 2014

     
 









QUIENES SOMOS       PUBLICIDAD       CONTACTO       INICIO
Copyright 2010 GNV Magazine | Todos los derechos reservados.