10 de Abril de 2019. Los resultados de las pruebas realizadas del autobús con motor dedicado a gas natural marca Scania, referencia F340 HA 8×2, con estándar de emisiones Euro VI y capacidad para 250 pasajeros, y que viene operando por más de un año en Transmilenio, marcan la pauta de lo que será la operación de las 741 unidades que comenzarán a ingresar gradualmente desde junio a la capital del Colombia.

El informe fue realizado por la firma especializada en generación eficiente de energía, reducción de emisiones nocivas al medio ambiente y diversificación de las fuentes primarias de energía, IDAE Ingeniería SAS, bajo los estándares de operatividad del Sistema de Transporte Masivo Público de Bogotá.

El vehículo, una vez llega a la velocidad óptima, queda con un impulso (inercia) y el consumo baja en forma importante. Entre mayor peso, mayor consumo y una de las particularidades del autobús fue desarrollar un perfil de velocidad similar ante diferentes condiciones de peso. Esta es una de las razones por las cuales el biarticulado con gas natural vehicular genera ahorros de más del 25% para el sistema integrado de transporte.

Durante los procesos de arranque, el vehículo fue evaluado en aceleración cientos de veces, resaltándose que el biarticulado a GNV no necesita un tiempo de precalentamiento para iniciar operación, como si lo requieren los vehículos de este tipo con otros combustibles (hasta de una hora). El 100% de los conductores encuestados destacaron que el vehículo enciende en el primer intento.

La unidad superó las condiciones topográficas y operativas más exigentes del sistema Transmilenio, logrando demostrar que esta tecnología está preparada para el terreno capitalino.

Los contaminantes que más perjudican la salud son las emisiones de material particulado y óxidos de carbono. Entre los resultados de las pruebas realizadas al biarticulado se destaca que las flotas a GNV permiten una reducción del 100% de estas emisiones.