27 de Marzo de 2019. Los pasajeros de autobuses en Cork fueron los primeros en viajar en una unidad ecológica en Irlanda el 25 de marzo. Con cero emisiones de carbono, el autobús de biometano es una alternativa viable para la flota de autobuses públicos del país, y ha sido parte de ensayos nacionales que analizan el rendimiento del vehículo, los impactos en la calidad del aire y las emisiones de CO2, entre otros criterios.

“Energy Cork ha estado defendiendo los beneficios de adoptar gas natural comprimido (GNC) y biometano para nuestra flota de autobuses públicos en Cork durante varios años, por lo que estamos encantados de hacer un viaje hoy en el primer vehículo con cero emisiones de carbono de Irlanda. Esta tecnología se ha probado en Estocolmo, Lille y Nottingham, por nombrar solo algunas ciudades. Estamos muy interesados ​​en verla respaldada por la Autoridad Nacional de Transporte y esperamos que estos autobuses se implementen en Cork en un futuro no muy lejano”, dijo Michelle O’Sullivan, portavoz de Energy Cork y ejecutiva senior de Asuntos Públicos de la Cámara de Cork.

Enfrentados con los plazos de la Unión Europea para reducir los gases de efecto invernadero nocivos, y luego del Presupuesto 2018, Irlanda ya no podrá comprar autobuses diesel para transporte público a partir del 1 de julio de 2019. El Departamento de Transporte, Turismo y Deportes ha estado realizando pruebas tecnológicas de híbridos diesel, totalmente eléctricos, híbridos eléctricos, de gas natural comprimido (GNC) y biometano en Cork y Dublín en los últimos meses para revisar el rendimiento.