28 de Mayo de 2019. La sustitución del diesel por el gas natural licuado (GNL) en el transporte de carga en São Paulo posiblemente conduciría a una reducción significativa en los costos de combustible y emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), así como de otros contaminantes, en el estado de São Paulo, Brasil. Estos resultados fueron presentados en un estudio realizado por el Centro de Investigación para la Innovación del Gas (RCGI), con el apoyo de la Fundación de Investigación de São Paulo (FAPESP) y Shell.

“Los mayores beneficios, tanto en términos de reducción de la contaminación como en los precios de los combustibles que se analizan en este documento, se perciben en São Paulo y Campinas, que son regiones con mayor potencial para sustituir el diesel con GNL, y donde el diesel es más caro que en el resto del estado. Nuestros resultados muestran que en São Paulo, el GNL puede ser hasta un 60% más barato que el diesel”, dijo Dominique Mouette, profesora de la Escuela de Artes, Ciencias y Humanidades de la Universidad de São Paulo (EACH-USP), en un comunicado de prensa del RCGI.

El objetivo del estudio, que resultó en un artículo publicado en Science of The Total Environment, fue evaluar los beneficios económicos y ambientales de sustituir el diesel por GNL con el fin de establecer un Corredor Azul en el estado. Este concepto aparece en Rusia y designa rutas en las que los camiones utilizan GNL en lugar de diesel.

Para analizar la sustitución del diesel con GNL, la investigación consideró cuatro escenarios. “En el mejor escenario, el uso de GNL reduciría los costos de combustible hasta en un 40%; las emisiones equivalentes de CO2 en un 5,2%; los materiales en partículas en un 88%; los óxidos de nitrógeno (NOx) en un 75%; y eliminarían las emisiones de hidrocarburos”, afirma Pedro Gerber Machado, investigador del Instituto de Energía y Medio Ambiente de la Universidad de São Paulo y coautor del artículo.