5 de Septiembre de 2019. La iniciativa se da en el marco del proyecto Low Carbon Tractor (LoCT) del Advanced Propulsion Centre del Reino Unido, que tiene como objetivo desarrollar un tractor agrícola comercialmente viable capaz de operar con biometano sostenible de origen local.

El tractor diesel es la columna vertebral de muchas operaciones agrícolas en todo el mundo. Con sus requisitos de alta potencia y par, así como su versatilidad, es comprensible que el diesel sea actualmente el combustible de elección para este omnipresente caballo de batalla agrícola. Sin embargo, el biometano es una fuente de combustible que está siendo aprovechada cada vez más por muchas operaciones agrícolas de mediana a gran escala, a través del proceso de biodigestión anaeróbica de la vegetación residual. Si bien gran parte del biometano producido por tales unidades se usa en esquemas de generación de energía renovable, existe una clara vía potencial para producir combustible sostenible para tractores y otros equipos agrícolas motorizados, desplazando así al diesel.