3 de julio de 2019. La estación de gas natural comprimido (GNC) más grande de Estonia, con 48 unidades de reabastecimiento de combustible, se abrirá esta semana en la ciudad oriental de Tartu, para servir a la nueva flota de transporte público de autobuses propulsados ​​por GNC. La boca de expendio es operada por la compañía de energía estonia AS Alexela y repostará los vehículos de la empresa de transporte Go Bus.

Los autobuses a gas natural son considerablemente más limpios que los diesel y el combustible es casi dos veces más barato. “Nuestro objetivo es comenzar a vender solo biometano doméstico en la estación de servicio”, dijo el presidente del Consejo de Administración de Alexela, Aivo Adamson.

La estación de GNC más grande de Estonia se encuentra en el área de la antigua Tartu Bus Company. Habrá 42 unidades para reabastecimiento de combustible lento para autobuses, y tres unidades para automóviles a gas en la sección abierta al público. “Se trata de la primera estación con tanta capacidad en esta parte del mundo”, sostuvo Adamson.

Los 64 nuevos autobuses que prestan servicio a la red urbana se reabastecerán de combustible en la nueva boca de expendio. La sección abierta al público podrá ser utilizada por las empresas de transporte de la región de Tartu y por particulares.