29 de Julio de 2019. SEAT acumula más de 2.100 vehículos impulsados por gas natural comprimido (GNC) en lo que va de año, tras firmar distintos acuerdos de renovación de flotas con empresas como Canon España, Lácteas del Jarama, Ametller Origen y la Policía Municipal de Madrid.

De esta forma, la firma española continúa con su estrategia de proveer de automóviles a las principales instituciones y compañías, reafirmando su posición de marca líder en España que diseña, desarrolla y produce sus vehículos en el país.

Según señaló la compañía en un comunicado, uno de los canales más destacados para la empresa ha sido el de ‘Real Fleet’ (renting más compra de empresas), con un 25% de las ventas (522 unidades) y un alza del 11,8% respecto al mismo periodo de 2018.

La marca SEAT explicó que durante lo que va de año se está constatando un “gran auge” de la demanda de la gama TGI entre las compañías empresariales y los autónomos, así como que cada vez son más las grandes flotas de empresas las que empiezan a decantarse también por la movilidad vehicular con gas natural habida cuenta de la doble vertiente ECO (ecología y economía) de esta tecnología del fabricante español

La gama TGI de SEAT cuenta con la etiqueta medioambiental ‘ECO’ de la Dirección General de Tráfico, debido a que reduce las emisiones de CO2 en torno a un 25% respecto a un modelo homónimo de gasolina, genera un 75% menos de emisiones de NOx respecto a un Diesel, y presenta unas emisiones prácticamente nulas de partículas de hollín y de dióxido de azufre (SO2)

Además, los modelos de GNC, según datos la compañía española, tienen el mejor coste por kilómetro recorrido, resultando un 50% más económico que circular con un vehículo de gasolina; un 30% más que con un modelo diésel; un 10% más frente al gas licuado de petróleo (GLP) y un 25% más que con un híbrido eléctrico no enchufable.