15 de Mayo de 2019. El ayuntamiento de Šiauliai, Lituania, ha estado llevando adelante sus planes para hacer que el transporte público de la ciudad no solo sea más rápido sino también más amigable con el medio ambiente. A principios de marzo, se enviaron 12 nuevos autobuses de piso bajo a las calles, que funcionan con gas natural comprimido (GNC) en lugar de combustibles tradicionales, y han sido una bendición para los ciudadanos que desean moverse por la ciudad más rápido.

El ayuntamiento, sin embargo, no se detiene. En mayo, 6 nuevos autobuses comenzarán sus rondas. Estos vehículos y su propósito son especiales: tienen solo 14 asientos y se usarán solo durante las horas de poca actividad para transportar a los ciudadanos desde áreas remotas de la ciudad. También están equipados con puertos USB para cargadores y cámaras, en el exterior para capturar el tráfico y dos en el interior para garantizar la seguridad de los pasajeros. En los días más calurosos del verano y los días más fríos del invierno, un aire acondicionado moderno creará un microclima dentro del vehículo. Domas Griškevičius, teniente de alcalde de Šiauliai, se mostró muy contento con el progreso que está realizando el sistema de transporte público de la ciudad y espera que los ciudadanos también lo aprecien.