5 de Mayo de 2020. El Comité de Transporte del Bundestag alemán recomendó extender la exención de los peajes de autopistas para los camiones de gas natural licuado (GNL) y gas natural comprimido (GNC) que ha estado vigente desde 2019 hasta el 31 de diciembre de 2023. De esta forma, la discusión sobre la enmienda de la Ley Federal de Peaje de Carreteras ha tomado un rumbo decisivo. El Bundestag y el Bundesrat votarán sobre la resolución recomendada por el comité en las próximas semanas.

Por su parte, la agencia ambiental alemana (Dena) publicó una nota a fines de abril en la que pedía dicha extensión al gobierno federal, considerando que se trata de una medida importante a favor del sector para promover la aceleración del mercado de camiones con combustibles alternativos, así como para tranquilizar a los jugadores que invierten en el despliegue de estaciones de servicio.

La exención de peaje para camiones que funcionan con gas natural se introdujo en Alemania a principios de 2019 por un período de dos años. Si bien, en teoría, debería detenerse a fines de 2020, los diversos actores de la industria están pidiendo que se extienda.

En Alemania, esta exención se suma a un plan nacional de ayuda a la compra de unidades. Creado a finales de 2018, ofrece un subsidio de hasta 12.000 euros por camión. “Desde la entrada en vigor de estos instrumentos, se han registrado 1.421 solicitudes de camiones de GNL y más de 430 para vehículos de GNC”, detalla el informe de Dena.

“En la actualidad, el GNC y, en particular, los camiones de GNL son las únicas alternativas al diesel en el transporte pesado de larga distancia” subraya la nota que recuerda las ventajas del gas en términos de gases de efecto invernadero.

En comparación con el diesel, el GNC reduce las emisiones de CO2 e incluso alcanza un 90% menos cuando se usa biogás. “Agregar un 20% de metano renovable ya está disminuyendo las emisiones de GEI en aproximadamente un 35% en comparación con un camión diesel convencional”, informa la agencia ambiental alemana.