11 de Octubre de 2020. El titular de la Secretaría de Movilidad del Gobierno del Estado mexicano de Colima, Rafael Martínez Brun, dio a conocer que la dependencia que encabeza busca cerrar el sexenio de la actual administración del mandatario, Ignacio Peralta, con la renovación de cerca de 150 camiones urbanos del transporte público, los cuales se tiene contemplado que operen con gas natural.

Martínez Brun explicó que dicho proyecto está contemplado dentro de un estudio que realizó durante un año y medio la Secretaría con concesionarios del transporte público de Colima y empresas privadas, para, a través del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), acceder a recursos y hacer adecuaciones a dicho servicio.

El funcionario precisó que los vehículos que se adquirirán funcionan con gas natural y se dejaría de utilizar el diesel, situación que consideró beneficiaría en dos aspectos: disminuir el costo del combustible para los dueños de los camiones y “no se contaminaría tanto”.

“Los cambios son principalmente en las rutas y en los vehículos. Se trata ya no de transitar con diesel ni con gasolina, sino con gas natural. El estudio nos está arrojando un plan de negocios que se va a presentar a los concesionarios. El gas natural en Colima capital está en alrededor de ocho pesos y el diesel en casi 19 pesos, y no contaminan tanto. Lo que queremos es iniciar en los tres sistemas, los empresarios están entusiasmados porque existe la posibilidad de conseguir créditos para esto, ya que se formaría un fideicomiso donde todo sería transparente”, explicó Martínez Brun.

El funcionario mexicano mencionó que el objetivo es contar con los nuevos camiones en el primer semestre del 2021. Precisó que también buscarán sacar de circulación a los taxis que no cumplen con la normativa para operar.