23 de Octubre de 2020. Como parte de un sistema de logística de transporte neutro en CO2, de bajas emisiones y silencioso, alrededor de 100 vehículos comerciales de biogás estarán en servicio en el área de Colonia, Alemania, en los próximos años. Así lo anunciaron los socios del proyecto, la empresa de gestión de residuos de la ciudad de Colonia (AWB), AVG Kompostierung GmbH, GVG Rhein-Erft, REMONDIS Rheinland y RheinEnergie AG, a finales de octubre. La ceremonia de inauguración de la construcción de una nueva estación de llenado de biogás en el norte de Colonia marcó ahora el comienzo.

Calculado sobre un tiempo de funcionamiento de 15 años, los socios del proyecto estiman que la estación de biogás ahorrará alrededor de 31.000 toneladas de gases de efecto invernadero. Las emisiones de polvo fino se reducirán casi un 95% y las de ruido también se reducen en 5 decibeles en comparación con los vehículos con propulsión convencional.

Los roles en el proyecto están claramente distribuidos: RheinEnergie es el operador de la estación de biogás; GVG Rhein-Erft, que posee una instalación similar en Hürth desde 2019, es responsable de su gestión. AWB y REMONDIS Rheinland son los operadores de la flota de los vehículos de eliminación y recogen los biorresiduos. AVG, a su vez, opera la planta de compostaje y fermentación, a partir de la cual se genera la energía de propulsión del vehículo.

“Estamos construyendo un puente hacia el futuro y combinando los sectores de energía y movilidad con nuevos conceptos sostenibles”, explica el Dr. Dieter Steinkamp, ​​director ejecutivo de RheinEnergie AG.

“En AWB, las tecnologías de propulsión sostenibles han sido durante mucho tiempo el enfoque. Las barredoras con motores eléctricos o de gas ya se utilizan para la limpieza de la ciudad. Actualmente, la electromovilidad está descartada en el sector de vehículos comerciales pesados, ya que no se encuentran disponibles en el mercado unidades adecuadas que estén listas para la producción en serie”, añade Ulrich Gilleßen, director general de AWB. “Con la operación de vehículos recolectores de basura a gas, la AWB logra cerrar el ciclo a través de la recolección de biorresiduos, fermentación de los mismos, así como la producción de biogás por parte de AVG y el uso del gas para propulsión vehicular. De esta manera, las unidades se pueden operar casi sin emisiones de CO2.”