14 de Septiembre de 2020. La compañía española Comercial Iberoamericana de Servicios, S.A. (Comibersa), perteneciente a la corporación Masaveu, ha adquirido cinco hormigoneras alimentadas con gas natural comprimido (GNC) de Scania para incorporarlas a su flota, concretamente a General de Hormigones, empresa integrante de la División Industrial de la corporación encargada de la fabricación y distribución de hormigón preparado.

La flota de Comibersa está compuesta por un total de 106 unidades, de las cuales 27 son Scania. Con esta última adquisición de cinco hormigoneras de GNC, dan un paso más en su compromiso con el medio ambiente. “Hemos trabajado junto a Scania desde hace mucho tiempo y estamos satisfechos con el servicio y calidad de sus vehículos que cumplen con las exigencias de durabilidad, potencia y fiabilidad. Además, dentro de nuestra política de compromiso y preocupación por el medio ambiente, hemos visto una oportunidad dentro de la obra y estamos convencidos de que, en este sector, también es posible contribuir y ganar, y por ello, hemos apostado por el gas como solución para nuestros vehículos”, han afirmado desde Comibersa.

Esta apuesta de Comibersa por el uso de energías alternativas va más allá de su compromiso medioambiental, ya que estas unidades, además de ser más silenciosas también disponen de etiqueta ECO, que permite trabajar en áreas urbanas que tengan limitaciones de acceso en situaciones de alertas de contaminación. Los motores de estos vehículos son 100% aptos para el uso del biometano tan pronto como esté disponible. El biometano supone una oportunidad real de reducir las emisiones y generar una economía circular donde la gestión de los residuos de la zona se convierte en una oportunidad de energía para la movilidad.

Las cinco hormigoneras Scania cuentan con un motor de 13 litros modelo G410, disponen de la misma capacidad de carga que una hormigonera diesel y cuentan con una cabina integral adaptada a las necesidades del conductor en este tipo de trabajo. Estas unidades pertenecen a la gama XT lanzada por Scania en 2017 y pensada para el segmento de construcción. Los vehículos cuentan con caja de cambios Scania Opticruise con freno de contra eje que reduce el tiempo de cambio de marcha real. También incluyen el novedoso sistema de pedal de embrague a demanda para las maniobras de mayor precisión, que se puede accionar o no, en función de las necesidades del conductor.

Por su parte, la carrocería de las hormigoneras ha sido fabricada por Liebherr y pertenecen a una nueva generación de hormigoneras que utilizan el nuevo material Licro 500 (carbonitruro de titano). La carrocería destaca por llevar incorporado el sistema EMC, con mando en cabina que cumple la normativa europea 12609, que conlleva un ahorro importante de combustible gracias al control independiente de las vueltas del bombo respecto a las revoluciones del motor del camión. Este sistema consigue revoluciones desde 1 rpm.