El consumo de GNC y GNL en la República Checa aumentó el año pasado a pesar de la pandemia

El consumo total de estos gases alcanzó casi los 93 millones de metros cúbicos, según datos difundidos por la Asociación Checa del Gas (ČPS).

17 de Febrero de 2021. El consumo de gas natural comprimido (GNC) y gas natural licuado (GNL) en la República Checa aumentó el año pasado a pesar de la pandemia de coronavirus. El incremento interanual en la producción de GNC, GNL y gas natural con una mezcla de un biocomponente, el llamado BioGNC, fue del 1,8 por ciento. El consumo total de estos gases alcanzó casi los 93 millones de metros cúbicos. Así lo afirmó la Asociación Checa del Gas (ČPS). Según la entidad, la mayor parte, 90,4 millones de metros cúbicos, tradicionalmente recaían sobre el GNC.

“El alto consumo de gas natural en el transporte se vio favorecido el año pasado principalmente por los autobuses urbanos. Para las ciudades, el GNC se está convirtiendo en la primera opción en la introducción del transporte ecológico. También estamos viendo un aumento en el interés en el GNL para el transporte de camiones y en el BioGNC en los conductores de automóviles”, dijo Lenka Kovačovská, directora ejecutiva de la Asociación Checa del Gas.

Según ČPS, más de 27.700 vehículos de GNC circulan ahora en la República Checa, una décima más que en 2019. De acuerdo a datos de la Asociación de Importadores de Automóviles, aproximadamente 8,3 millones de unidades de todas las categorías están registradas en la República Checa. La proporción de los que funcionan con GNC es de aproximadamente tres décimas por ciento.

“El número de camiones con GNL aumentó de cinco a 26 año tras año. Una tendencia claramente creciente también se evidencia en los planes de las empresas para renovar sus flotas este año. Ya están confirmando la compra de otros 20 camiones de gas natural licuado. En dos años, la infraestructura de llenado de GNL también se ampliará sustancialmente, de las dos actuales a 20 estaciones públicas”, informó Kovačovská.

Según la organización, en 2020 también se pusieron en funcionamiento 14 nuevas estaciones de servicio de GNC. Con un total de 219 instalaciones, la República Checa tiene la tercera red más grande de Europa, dijo ČPS. La ventaja del GNC y el GNL sobre los combustibles tradicionales está respaldada, entre otras cosas, por los impuestos especiales.

Desde principios del año pasado, el impuesto especial por metro cúbico de estos gases como combustibles para automóviles ha aumentado de 1,44 CZK a 2,80 CZK, pero sigue siendo significativamente inferior a los 12,84 CZK por litro de gasolina. Por otro lado, ČPS criticó la reducción del impuesto especial sobre el diésel en una corona a 9,95 CZK por litro, que se ha producido desde principios de este año.

Recibir actualizaciones

Ingresa tu correo para suscribirte a nuestro newsletter

Deja un comentario