El fabricante de camiones sueco Scania, propiedad de Volkswagen, lanzó su nuevo autocar Interlink Medium Decker para operaciones de gas natural licuado (GNL).

El vehículo de larga distancia tiene un alcance de viaje de hasta 1.000 kilómetros, dijo Scania en su comunicado.

“Considerando que hay varias opciones para operadores de autobuses urbanos y suburbanos conscientes de las emisiones de carbono, ha habido un vacío en el mercado de viajes de larga distancia que ahora hemos abordado”, explicó Karin Rådström, Jefe de Autobuses y Autocares de Scania.

“Dado que el GNL está cada vez más disponible en toda Europa, así como en muchas otras partes del mundo, esta es una alternativa oportuna y viable”, aseguró.

Las operaciones de GNL tienen el potencial de reducir las emisiones de CO2 en un 20 por ciento, al mismo tiempo que reducen sustancialmente las emisiones de óxido de nitrógeno y materia particulada. Además, los niveles de ruido son significativamente más bajos, según la declaración de la compañía.