Con una flota a gas natural de 40 camiones Kenworth T680 con motor Cummins de 12 litros, el Grupo Transportes Monterrey (GTM) tiene la meta de adquirir 60 unidades más con estas características para el 2019, completando así un parque vehicular de 100 camiones con esta tecnología alternativa, según Jorge Casares, director general de la compañía.

Hace un par de semanas, dijo, la empresa llevó a cabo la puesta en marcha de su estación de servicio de gas natural comprimido (GNC), la cual de momento está reservada para la recarga de los tanques de sus unidades; sin embargo, no descartó que más adelante también pueda dar servicio a terceros.

A la fecha, precisó, estos vehículos ofrecen una autonomía de 1.200 km, la cual es suficiente para cubrir las rutas de Laredo a Monterrey y San Luis Potosí, en México, teniendo así la posibilidad de abastecerse en su estación.

El empresario explicó que el objetivo de adquirir vehículos a gas natural obedece principalmente a su responsabilidad con el medio ambiente y al compromiso establecido hace tres años para reducir su huella de carbono. El uso de estas unidades, dijo, les ha permitido reducir un 30% sus emisiones de CO2 por cada camión.