22 de Febrero de 2021. Completar la primera cosecha del mundo con cero emisiones de un Barolo cru y celebrar 2025 descorchando la primera botella de vino 100% sostenible del prestigioso Rey de los Vinos: estos son los objetivos de la colaboración entre FPT Industrial y Fontanafredda presentada en una conferencia de prensa digital.

El desafío global de la transición energética exige no solo soluciones ampliamente compartidas a gran escala sino también acciones concretas en sectores especializados que deben ser capaces de ofrecer resultados específicos y atraer el interés de un público más amplio a través del gran valor intrínseco de los proyectos en sí. Ambas cosas se pueden alcanzar con proyectos que involucren a socios con un compromiso a largo plazo con la responsabilidad medioambiental.

Para cumplir con estas directrices, FPT Industrial, la marca de motopropulsores global de CNH Industrial N.V. y mayor fabricante mundial de motores de bajo impacto medioambiental, se ha hermanado con Fontanafredda, la histórica bodega fundada por Vittorio Emanuele II, el primer rey de Italia, en 1858. Fontanafredda produce Barolo y otros grandes vinos de la región Langhe que tiene actualmente 120 hectáreas de viñedos orgánicos certificados y apoya un nuevo renacimiento verde mediante las mejores prácticas de cultivo de la uva sin impacto medioambiental.

El corazón de esta colaboración es el suministro de dos tractores de orugas para viñedos New Holland TK Methane Power con motores FPT Industrial F28 de gas natural alimentados con biometano que trabajarán en Vigna La Rosa cru donde se cultivan las uvas del legendario Barolo con el mismo nombre, un vino que está en la lista Top 100 de Wine Spectator de los mejores vinos del mundo.

El motor F28 de FPT Industrial ha sido galardonado recientemente con el premio “Motor del año 2020” por su enfoque modular de multipropulsión. Se trata de un motor diseñado para ser compacto, productivo y cuidadoso con el medio ambiente. De hecho, cumple todas las características de potencia, rendimiento y bajo impacto medioambiental necesarias para aplicaciones especializadas como, por ejemplo, en tractores para viñedos y frutales donde la compacidad y las dimensiones totales reducidas son requisitos fundamentales. El F28 es capaz de funcionar con gasóleo o gas natural y está listo para hibridar.

El modelo de biometano diseñado para Fontanafredda se desarrolló partiendo de un tractor de orugas para viñedos de New Holland Agriculture. Ofrece una potencia de 75 CV con un par máximo de 330 Nm y garantiza de esta manera, con total seguridad, un rendimiento máximo, exactamente igual que su equivalente diésel, incluso cuando hay que trabajar en las pendientes más inclinadas y en el terreno resbaladizo típico de los viñedos más exclusivos de la región vitivinícola italiana de Langhe. Todo esto se lleva a cabo con una huella de carbono cero ya que el biometano que alimenta al motor no es un combustible fósil, sino que se obtiene de la digestión anaeróbica de residuos agrícolas.