8 de Marzo de 2021. El grupo lácteo Valio está utilizando biogás generado por su granja lechera de Vuorenmaa, en Haapavesi, para alimentar un vehículo de reparto.

La finca tiene 180 vacas que producen leche para el grupo, principalmente para su marca de queso Oltermanni. Ha utilizado el estiércol que producen sus vacas para generar electricidad y calor para la granja en su planta de biogás interna durante varios años.

El uso de biogás como combustible para vehículos es parte del programa de Valio que tiene como objetivo restablecer la huella de carbono de la leche a cero para 2035. Reducir las emisiones del tráfico de vehículos pesados ​​es una parte importante de la meta de neutralidad de carbono de Finlandia para 2035, y esta forma de reemplazar los combustibles fósiles con energía más limpia podría implementarse en otras áreas, dijo la compañía.

“La planta de biogás de la granja de Vuorenmaa actualmente produce aproximadamente 1.900 Mwh de biogás cada año”, comentó Janne Vuorenmaa, quien dirige el sitio con su hermano y su familia. “Estábamos revisando el equipo de la planta y decidimos ampliar sus funciones para producir combustible de biogás. El camión de nuestra lechería local en Haapavesi puede llenarse en nuestra granja al mismo tiempo que recolectan la leche. En el futuro, la estación de servicio cerca de la granja también proporcionará biogás para los automóviles de pasajeros”.

En Finlandia se generan aproximadamente 15 millones de toneladas de estiércol cada año. Sin embargo, el uso de flujos secundarios agrícolas se encuentra todavía en una etapa temprana, y el uso de biogás presurizado hecho de estiércol de vaca es un nuevo desarrollo.

El gerente de desarrollo de Valio, Petteri Tahvanainen, dijo que “el biogás puede reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del ciclo de vida del combustible hasta en un 85% en comparación con el diésel, que es con lo que funcionan nuestros camiones de recolección y distribución de leche. Al mismo tiempo, la propia huella de carbono de la granja lechera se reduce significativamente, en un cuarto o un quinto, según el método de cálculo”.

La planta de biogás y la estación de refinado y reabastecimiento de biometano fueron fabricadas por Demeca Oy, una empresa con sede en Haapavesi.