21 de Abril de 2020. Compartiendo la visión del Acuerdo Verde de transporte sostenible y una Europa neutral en carbono para 2050, dos compañías líderes en la industria de vehículos comerciales, Daimler Truck AG y el Grupo Volvo, han firmado un acuerdo preliminar no vinculante para establecer un nuevo proyecto conjunto.

La intención es desarrollar, producir y comercializar sistemas de celdas de combustible para aplicaciones de vehículos pesados ​​y otros casos de uso. Daimler consolidará todas sus actividades actuales de celdas de combustible en la empresa conjunta. Volvo Group adquirirá el 50% de la firma conjunta por la suma de aproximadamente 0,6 mil millones de euros en efectivo y libre de deudas.

Volvo Group y Daimler Truck AG serán socios 50/50 en la compañía conjunta, que operará como una entidad independiente y autónoma, con ambas firmas siendo competidoras en todas las demás áreas de negocio. Unir fuerzas disminuirá los costos de desarrollo para las compañías y acelerará la introducción en el mercado de sistemas de celdas de combustible en productos utilizados para transporte pesado y aplicaciones exigentes de larga distancia. En el contexto de la recesión económica actual, la cooperación se ha vuelto aún más necesaria para cumplir con los objetivos del Acuerdo Verde dentro de un marco de tiempo factible.

El objetivo común es que ambas compañías ofrezcan vehículos pesados ​​con celdas de combustible para aplicaciones exigentes de larga distancia en producción en serie en la segunda mitad de la década. Además, otros casos de uso automotriz y no automotriz también son parte del alcance de la nueva empresa conjunta.

Para habilitar la empresa conjunta, Daimler Trucks está reuniendo todas las actividades de celdas de combustible de todo el grupo en una nueva unidad. Parte de este conjunto de actividades es la asignación de las operaciones de “Mercedes-Benz Fuel Cell GmbH”, que tiene una larga experiencia en el desarrollo de sistemas de almacenamiento de hidrógeno y celdas de combustible para diversas aplicaciones de vehículos, a Daimler Truck AG.

La compañía incluirá las operaciones en Nabern/Alemania (actualmente sede de Mercedes-Benz Fuel Cell GmbH) con instalaciones de producción en Alemania y Canadá.