La compañía petrolera estatal de Azerbaiyán, SOCAR, ha encargado estaciones de servicio de gas natural comprimido (GNC) para camiones en Turquía.

Estas bocas de expendio de gas se crean a una distancia de 200-250 km entre sí, en las carreteras que conectan ciudades como Estambul, Ankara, Mersin, Bursa e Izmir entre sí y con las áreas circundantes.

Por lo tanto, una flota de vehículos de organizaciones dedicadas a sectores como la industria, el turismo y la construcción obtendrán un tipo de combustible ecológico y económico alternativo, según la compañía.