La empresa de transporte holandesa Don Trucking está apostando al gas natural licuado (GNL) como combustible para su flota de camiones para reducir las emisiones.

La compañía ha firmado un contrato con Iveco Poland, una unidad del fabricante de camiones italiano, para la entrega de 20 vehículos Stralis con motor de GNL de 460 caballos de fuerza.

Estos camiones serán impulsados por una unidad del gigante de GNL, Shell, con sede en La Haya, en virtud de un acuerdo reciente firmado por ambas empresas.

Los vehículos cargarán combustible en la red de Shell en los Países Bajos (Waalhaven/Rotterdam), Bélgica (Herstal) y Alemania (Hamburgo).

De cara al futuro, Don Trucking pretende reemplazar toda su flota de vehículos con camiones que funcionan con GNL.