Según datos oficiales del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), por la cada vez mayor diferencia en los precios del gas natural comprimido (GNC) respecto a los combustibles líquidos, las conversiones de vehículos avanzaron en agosto un 84% interanual hasta alcanzar las 15.810 unidades. Si se compara con julio de este año -12.622 unidades- el incremento fue del 25%.

Se trata del mayor registro desde marzo de 2016, cuando hubo 15.977 conversiones. El primer aumento en el precio del gas, al mes siguiente, produjo una sucesiva declinación que empezó a remontarse hacia fines del año pasado. En el primer trimestre el ritmo de conversiones iba a un 30% interanual y se aceleró después de los incrementos en las naftas que aplicaron las petroleras para trasladar la suba del crudo y del tipo de cambio.

En la actualidad, el precio del GNC es alrededor de un tercio en relación al de las naftas. La estación más barata de YPF en la Ciudad de Buenos Aires vende GNC a $ 10,25 por metro cúbico, aunque otras estaciones de la misma marca la tienen a un máximo de $ 13. En cambio, tras el último ajuste, la nafta súper de YPF cuesta $ 33,23 por litro.