Operador MZA en Varsovia incorporará 30 autobuses a GNC más

El operador ha decidido ampliar el encargo del año pasado y poner en servicio otros 30 autobuses articulados que funcionan con gas natural.

19 de Mayo de 2021. Tras realizar un pedido de 70 autobuses urbanos de piso bajo alimentados con gas natural comprimido (GNC) en agosto del año pasado, el operador municipal Miejskie Zakłady Autobusowe (MZA) en Varsovia, Polonia, ha decidido aprovechar la opción contractual y aumentar su encargo a 100 vehículos en total.

En agosto de 2020, MZA firmó un contrato por 70 autobuses a gas natural; dicho pedido consistió en 40 Solaris Urbino 12 GNC y 30 articulados Solaris Urbino 18 GNC. Las primeras unidades bajo ese contrato se están entregando actualmente. Al mismo tiempo, el operador ha decidido ampliar el encargo del año pasado y poner en servicio otros 30 autobuses articulados que funcionan con gas natural. Los vehículos recién pedidos se entregarán a principios de 2022.

Las unidades de 18 metros pueden transportar hasta 135 personas a la vez. Cuentan con un equipamiento de alta calidad. De todos los componentes que mejoran el confort de los pasajeros que ofrece Solaris, el transportista ha optado, entre otros, por aire acondicionado para todo el vehículo, puertos USB que permiten recargar los dispositivos móviles, un completo sistema de información al pasajero y un sistema de video vigilancia con cámaras que monitorean tanto el habitáculo y la cabina del conductor, así como la zona delantera del autobús.

Otro componente que aumenta la seguridad de los pasajeros en el transporte público es el llamado alcolock, es decir, un enclavamiento de encendido por alcohol en el aliento. Requiere que el conductor se someta a una prueba de alcoholemia. Si el resultado de la prueba resulta positivo, el sistema desactivará el encendido.

El Solaris Urbino 18 GNC para el operador de Varsovia también estará equipado con cabinas de conductor cerradas con una entrada separada, que son una característica estándar para estos autobuses. El espacio de trabajo cerrado del conductor garantiza una mayor comodidad en el trabajo. Además, funcionará perfectamente durante toda la epidemia, ya que limita el contacto del conductor con los pasajeros, minimizando así el riesgo de infección.

Comparte tu aprecio

Recibir actualizaciones

Ingresa tu correo para suscribirte a nuestro newsletter