28 de Enero de 2021. Rolande, pionera y líder del mercado en la construcción de infraestructuras de gas natural licuado (GNL) y bio-GNL para camiones en los Países Bajos, inauguró una nueva estación de servicio de GNL el 25 de enero de 2021 en las puertas de la ciudad de Dortmund. De esta manera, Rolande hace una contribución central para alcanzar los ambiciosos objetivos climáticos en el tráfico de vehículos pesados ​​y establecer una red nacional de repostaje de GNL en Alemania. La próxima instalación en Lübeck ya está en proceso. Para este año están previstas más ubicaciones, entre otras, en Grasdorf, Zeisar y Hamburgo.

Si bien solo cuatro bocas de expendio de GNL operaron en Alemania en general en 2019, esta cifra había aumentado a 43 en diciembre de 2020. Se supone que se duplicará una vez más para fines de 2021, con la ayuda de la empresa.

La estación de Dortmund está ubicada en un importante centro de tráfico en la B236, cerca de la autopista orbital de Dortmund, y es una instalación pública tradicional de autoservicio 24 horas al día, 7 días a la semana, con dos bombas de GNL y una capacidad para garantizar el abastecimiento rápido de combustible de hasta 150 vehículos por día sin largas esperas. Debido a la gran entrada y salida, tiene las dimensiones ideales para camiones de mercancías pesadas. Con esto, contribuye de manera decisiva a consolidar gradualmente el gas licuado como un combustible más respetuoso con el medio ambiente.

Para el 31 de diciembre de 2023, los camiones que funcionan con gas natural comprimido o licuado seguirán estando exentos de los peajes de carreteras en Alemania. Esto permite a los operadores un ahorro de hasta 18,7 centavos en peajes por kilómetro recorrido. Por lo tanto, los camiones de GNL no solo son sostenibles sino también atractivos económicamente.