13 de Marzo de 2021. Un grupo de 15 empresas japonesas, incluidas Tokyo Gas Co. e Isuzu Motors Ltd., formaron una alianza para promover el gas natural licuado (GNL) neutro en carbono como un paso para compensar las emisiones que causan el cambio climático.

El lanzamiento se produjo cuando Japón se comprometió a llevar sus emisiones de dióxido de carbono a cero para 2050 y las compañías exploran formas de alcanzar la meta.

“Aunque nuestro objetivo sea lograr una sociedad basada en hidrógeno o con cero carbono neto, las emisiones de CO2 están aumentando actualmente”, dijo el vicepresidente ejecutivo de Tokyo Gas, Kunio Nohata, en una conferencia de prensa conjunta con otros empresarios.

El GNL neutro en carbono involucra a los proveedores de energía que participan en proyectos ecológicos como la reforestación para compensar las emisiones de CO2 producidas en el proceso de extracción, licuefacción, transporte y uso real del gas.

Tokyo Gas adquiere GNL de Shell Eastern Trading (Pte) Ltd. y ha comenzado a operar proyectos de secuestro de carbono para contrarrestar la cantidad de CO2 emitida en el proceso de producción.

Japón depende de las importaciones de GNL, que genera menos emisiones que el petróleo o el carbón. Aún así, la reducción de los costos asociados con la compensación de las emisiones del GNL sigue siendo un desafío.

Isuzu ya ha introducido vehículos que funcionan con gas natural comprimido (GNC). El fabricante de automóviles utilizará por primera vez GNL en una estación de servicio en la prefectura de Kanagawa, cerca de Tokio, según Tetsuya Ikemoto, un alto ejecutivo de la marca.

Las otras empresas del grupo incluyen al fabricante de bebidas Asahi Group Holdings Ltd., el conglomerado industrial Toshiba Corp., Mitsui Sumitomo Trust Bank y Lumine Co., una cadena de grandes almacenes asociada a East Japan Railway Co.