Una solución innovadora para el transporte pesado: Estación Inteligente Galileo Patagonia para la carga de GNL y GNC

Galileo Technologies sigue creciendo en el mercado nacional e internacional con la presentación de la innovadora Estación Inteligente Galileo Patagonia® para la carga de GNL y GNC en centros logísticos y estaciones.

La nueva versión de la Estación Inteligente Galileo Patagonia® es una solución innovadora e independiente de la conexión a redes de gas para la carga de Gas Natural Licuado (GNL) o Comprimido (GNC).  Su configuración plug-and-play y su planta reducida permiten instalarla sin más requerimientos de obras civiles que una plataforma de concreto en ámbitos tales como centros de logística y estaciones de combustible, entre otros.

La carga de GNL es extremadamente rápida, ya que su surtidor incorporado despacha 150 litros de GNL por minuto (equivalentes a 60 kilos por minuto). Es un cambio radical para el transporte pesado, ya que un camión puede reabastecerse plenamente de combustible en menos de 6 minutos. Si bien el tiempo de recarga de combustible puede variar en función de la capacidad de los tanques del camión, el chofer gana tiempo y el transportista competitividad respecto al gasoil.

Una sola carga de GNL, según la motorización del camión, puede proporcionar entre 700 y 1700 kilómetros de autonomía, por lo que la conjunción de respuesta del combustible y ubicuidad de la Estación Galileo Patagonia tiene todo para cambiar las reglas de la logística, empezando por el costo del combustible, con ahorros de hasta el 50% de acuerdo al país.

“En Galileo siempre creímos en el valor de ser pioneros e innovadores, y esa es nuestra larga trayectoria: empezamos en 1984, cuando introdujimos el GNC, lo desarrollamos en Argentina y posteriormente exportamos esa tecnología al mundo; ahora, es el turno del GNL”, destacó Osvaldo del Campo, CEO de Galileo Technologies.

La experiencia de usuario que ofrece la Estación Galileo Patagonia permite caracterizarla como una vending machine inteligente de GNL. En un único contrato, ofrece una solución integral al punto de carga, que incluye instalación, mantenimiento, sistema de almacenamiento, provisión de GNL. En tiempo real, informa online la disponibilidad y cantidad despachada de GNL para asegurar el abastecimiento firme y continuo, sin depender de redes de gas, porque el gas llega como combustible líquido directamente desde los pozos.

A su vez, su operación es tan sencilla que incluye una terminal de sistema prepago que le evita al chofer la necesidad de pagar en efectivo, con tarjeta de crédito o depender de la conectividad de apps. Y, desde la pantalla de su display, seleccionando la marca y modelo del camión, la estación despacha automáticamente el GNL a la temperatura y presión recomendados por los fabricantes automotrices para lograr el máximo desempeño de cada vehículo.

Modularidad y multiplicidad de combustibles

La modularidad de la Estación Galileo Patagonia reduce hasta en un 80% la superficie requerida por las estaciones de carga de igual prestación que están disponibles en el mercado mundial. En tan solo 140 metros cuadrados (m2) se configura el área básica para la estación, su tanque de almacenamiento de 30 toneladas métricas de GNL y el perímetro de seguridad de la instalación.

La inteligencia de la estación aplicada al uso del espacio condensa, en un módulo compacto y montado sobre skids, funciones tales como las que cumplen las bombas de GNL, los intercambiadores de calor, el paquete compresor y las torres de vaporización que, entre otras, exigen las configuraciones tradicionales.

Como resultado de su ingeniería compacta, la oferta de combustibles puede ir más allá del GNL: on demand, la estación Galileo Patagonia también puede despachar hasta 600 metros cúbicos normales (Nm3/h) de GNC para vehículos livianos y utilitarios y GNC de alto caudal para camiones que alcancen autonomías de hasta 500 kilómetros.

Además de sus propias mangueras incorporadas, la estación permite el agregado de surtidores en islas o dársenas independientes para cargar varios vehículos en simultáneo.

Con una mirada en el futuro, la estación Galileo Patagonia es apta para la próxima revolución en combustibles limpios: el Bio-GNL que permite remover las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera.

Alcance regional para el transporte pesado

En el horizonte regional de la tecnología de GNL, además de los camiones y las rutas, se encuentra el megaproyecto de la Hidrovía Paraná-Paraguay que une Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. El objetivo de Galileo Technologies es proveer GNL a los barcos empujadores que se construirían en astilleros argentinos, para que la sustitución de gasoil por GNL más barato se traduzca en mayor competitividad para las economías involucradas.

La visión tecnológica de Galileo se apoya en el desarrollo de Vaca Muerta –la segunda reserva no convencional de gas natural más grande del mundo– y en el gas natural disponible en pozos no alcanzados por los gasoductos. “Gracias a este proyecto podemos distribuir GNL en América del Sur y contribuir al desarrollo de las economías con un combustible más barato y más limpio para el transporte. El GNL es el punto de partida de una transición energética cierta y realizable para nuestro país y para la región, porque el gas es argentino y la tecnología también”, enfatizó Del Campo.

Comparte tu aprecio

Recibir actualizaciones

Ingresa tu correo para suscribirte a nuestro newsletter