10 de Octubre de 2020. El grupo tecnológico Wärtsilä se ha adjudicado un importante contrato para el suministro y la construcción de una planta dedicada a la producción de combustibles de transporte líquidos neutros en CO2. La planta licuará gas de la red de gas natural para producir GNL neutro en carbono. Tendrá una capacidad de aproximadamente 100.000 toneladas por año y estará ubicada en Colonia, Alemania. El pedido a Wärtsilä se realizó en septiembre de 2020.

“Es un honor haber recibido este encargo para un proyecto histórico. Consideramos esto como un claro respaldo a las capacidades de Wärtsilä en este campo. El uso de GNL como combustible reductor de emisiones en las industrias marítima y de transporte ya está bien establecido, y la introducción del bioGNL que se puede mezclar con GNL es el siguiente paso obvio para habilitar un carburante vehicular neutro en CO2”, dijo Antti Kuokkanen, vicepresidente de Soluciones de Gas.

El alcance de Wärtsilä para este proyecto incluye la ingeniería, las obras civiles, la instalación y la puesta en servicio de la planta. La fábrica incluirá un sistema de tratamiento de gas basado en la tecnología Puregas CA de Wärtsilä, una unidad de licuefacción que utiliza la tecnología Semi-Dual Brayton de la empresa, tanques de almacenamiento, estaciones de servicio de camiones y todo el equipo auxiliar y de bengalas de seguridad necesarios. Se espera que la planta esté en pleno funcionamiento en otoño de 2022.