2 de Noviembre de 2020. El destacado fabricante de automóviles local Iran Khodro (IKCO), en colaboración con Iran Taxi Union (ITU), está reemplazando 40,000 taxis en ruinas con vehículos híbridos de gas natural comprimido (GNC) con estándares Euro 4 y Euro 5.

Se trata de una iniciativa conjunta de Iran Taxi Union e IKCO, que tiene como objetivo frenar la preocupante contaminación del aire en las metrópolis iraníes: Teherán, Mashhad, Hamedan e Isfahan, mientras se reduce el consumo de gasolina.

Morteza Zameni, director de ITU, dijo que el esquema presenta dos modelos de sedán IKCO, a saber, el Samand EF7 y el Peugeot 405.

Zameni señaló que el objetivo final es reemplazar 10,000 taxis viejos hacia el actual fin de año iraní (marzo de 2021). “La sostenibilidad de los esfuerzos depende en gran medida de los precios de los vehículos, los préstamos estatales y la producción del fabricante de automóviles”, explicó.

Según el director de la entidad que representa a los taxistas, en las grandes ciudades del país operan 192.000 vehículos en malas condiciones.