17 de Febrero de 2020. La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, ha confirmado la entrada en operación de 99 buses nuevos para TransMilenio con motores a gas natural vehicular (GNV) y destacó que la renovación de la flota del sistema está mejorando la calidad del aire de la ciudad y la comodidad de los usuarios.

“Gracias a una gran inversión, que viene de los impuestos de cada uno de los ciudadanos, estamos comprando 1.441 buses nuevos menos contaminantes que permitirán, cuando entren en su totalidad, disminuir en un 95% la contaminación que llega a nuestros pulmones”, señaló López.

Por su parte, la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, manifestó: “los nuevos autobuses a gas disminuyen las emisiones de material particulado en un 99% y los euro V con filtro disminuyen en 95%, lo que da la posibilidad a los ciudadanos de tener un mejor aire en la ciudad”, aseguró.

Actualmente, los vehículos de TransMilenio aportan el 1.8% a las emisiones de material particulado de las fuentes móviles y con la entrada de la nueva flota esto se disminuirá a 0.4%.

La alcaldesa de Bogotá recalcó que, además de los beneficios ambientales, esta nueva flota que está llegando al sistema, brinda mayor comodidad a los usuarios. “Están entrando más autobuses de los que estamos sacando, la meta es que se reemplacen 1.162 con la entrada de 1.441. Además, las unidades son más grandes, esto permitirá mejorar la comodidad de los usuarios en un 41% con 160.000 cupos adicionales”, afirmó López.

El 60% de los autobuses que están entrando gradualmente son biarticulados, tienen una capacidad para 250 personas, mientras que un articulado tiene capacidad para solo 160 pasajeros.

Con la entrada de esta nueva flota, TransMilenio está renovando por primera vez el 70% de su parque automotor, permitiendo también una mejora en la frecuencia de las rutas en el sistema.