Compañía de Irlanda del Norte utiliza biometano como combustible para camiones

La planta de biogás de la empresa de logística de alimentos de Irlanda del Norte, McCulla Transport, comenzará a producir biometano en julio de 2021 tras una ampliación de sus instalaciones.

7 de Junio de 2021. La planta de biogás de la empresa de logística de alimentos de Irlanda del Norte, McCulla Transport, comenzará a producir biometano en julio de 2021 tras una ampliación de sus instalaciones por parte de Weltec Biopower y empresas asociadas. En el sitio de Lisburn, a 10 kilómetros al sur de Belfast, se procesarán 450 m³ estándar de biogás en biometano cada hora. Con esta cantidad, la firma puede operar diez nuevos camiones de GNC, que se repostan directamente en el nuevo punto de llenado de biometano de la empresa. Los sustratos para la producción del combustible verde provienen de los 41 supermercados Lidl en el país.

Ashley McCulla, presidente de la compañía de transporte del mismo nombre, encargó la primera etapa de la planta de biogás a Weltec Biopower en enero de 2017. La intención en ese momento era utilizar los materiales residuales de su propio negocio agrícola y crear sinergias mediante el uso de electricidad renovable y calor en el almacén refrigerado de su principal depósito logístico. “Al digerir el purín, los residuos agrícolas y el ensilado de pasto de nuestra granja, pudimos producir energía verde nosotros mismos con una planta de cogeneración de 500 kW y utilizarla en las instalaciones de nuestra empresa. Esto ha mejorado significativamente nuestra huella de carbono”, resume McCulla. La expansión hacia la mejora del biogás, el combustible para vehículos pesados ​​y la conversión en la flota más ecológica de Irlanda fue el siguiente paso lógico de esta buena experiencia con la planta de digestión anaerobia y su red en la industria alimentaria.

Como una de las firmas de transporte de alimentos más grandes de Irlanda del Norte con 235 empleados y una instalación de almacenamiento en frío de casi 8.500 metros cuadrados, McCulla ha estado abasteciendo a los supermercados de Lidl en el país durante años. Con la conversión de la planta de biogás, 17.500 toneladas anuales de sobras de alimentos de los almacenes de Lidl sustituirán a los residuos agrícolas como sustrato para la producción de combustibles para vehículos pesados.

Bajo el lema “Chau Diésel – Hola Biocombustible”, los diez nuevos camiones de bio-GNC realizarán las entregas de alimentos de Lidl con gas renovable. “Cada unidad que funciona con combustible ecológico emite un 93% menos de emisiones de carbono que un diésel”, explica McCulla. Debido al excelente equilibrio ecológico, las emisiones reducidas y la menor dependencia de los combustibles fósiles, el acuerdo entre Lidl y McCulla está generando una respuesta positiva de todas las partes involucradas.

Comparte tu aprecio

Recibir actualizaciones

Ingresa tu correo para suscribirte a nuestro newsletter