La compañía naviera Baleària invertirá sesenta millones de euros en remotorizar a gas natural cinco ferris de su actual flota en los próximos dos años, con el fin de que puedan ir propulsados por este combustible y reducir las emisiones contaminantes.

Los ferris Nápoles, Abel Matutes, Sicilia, Bahama Mama y Martín i Soler forman parte de este proyecto tecnológico, según un comunicado de Baleària, con sede en España.

El uso de gas natural licuado (GNL) en estas cinco embarcaciones prevé reducir anualmente más de 45.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) y 4.400 toneladas de óxido de nitrógeno (NOx), así como eliminar totalmente las emisiones de azufre y partículas, afirma la nota de prensa.

El primero de los barcos de la flota que se adaptará a la propulsión a gas será el Nápoles, ya que está previsto que estos trabajos se acometan durante la varada de este invierno.

“Además de la remotorización a gas de estos cinco ferries, la compañía también estudia otros dos proyectos de GNL y está construyendo dos smart ships en los astilleros Visentini de Italia, el primero de los cuales estará operativo a partir del próximo febrero”, según el comunicado.

El presidente de Baleària, Adolfo Utor, ha asegurado que el GNL es el combustible fósil más respetuoso con el medio ambiente y ha señalado que, “en tres años, la compañía prevé tener navegando nueve buques con esta energía”.